Tu Padre que ve en lo secreto, te recompensará

 

¡Buenos días a tod@s!   ¡Paz y Bien!

Hoy empezamos la CUARESMA, una nueva oportunidad para profundizar en nuestra fe. Hoy empezamos un nuevo camino hacia la Pascua, y con él, podemos empezar también una nueva Vida!

Tenemos 40 días para estar en el desierto, profundizando en nuestra vida, viendo que cosas nos atan, cuales son nuestros miedos, nuestras tentaciones, y también cuales son nuestros sentimientos, que intuimos que nos está pidiendo HOY el Padre, cual es la cruz por la que tenemos que pasar nosotros..!

¡Ánimo! ¡¡Es una gran oportunidad!!

Aquí tenéis la Buena noticia de hoy que nos da bastantes pistas de como Vivir este tiempo, para aprovecharlo lo máximo posible, y llegar más libres a la Pascua, para poder VIVIR la RESURRECCIÓN y la nueva VIDA!

Aquí tenéis la fuente! Ánimo!

De la Buena Noticia de Jesús de Nazaret según S. Mateo 6,1-6.16-18.

Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo.
Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa.
Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.
Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa.
Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.
Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que con eso, ya han recibido su recompensa.
Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

Y… si queréis seguir leyendo… sólo tenéis que pinchar acontinuación!

El Evangelio de hoy nos da grandes pistas para poder Vivir y aprovechar al máximo este tiempo de Cuaresma que emezamos ahora.

Las claves son bien sencillas: Ayuno, limosna y oración.

Pero si nos basamos en el cumpli-miento de las mismas no profundizaremos en lo que se nos pide, ni viviremos en Espíritu y en Verdad…

¿Qué entendemos por ayunar? ¿Y por dar limosna? Yo, personalmente, no entiendo una sin la otra, y no entiendo ayunar, como “no comer alimentos”, ni dar limosna como “dar lo que yo no necesito”.

Entiendo ayunar, como privarme de algo que no es básico, que no es necesario para la vida, pero que yo lo he convertido en algo necesario y básico en mi vida. Y no privarme, por privarme, sino que privándome yo de ello, poder compartirlo con otros, poder hacer que otros también disfruten de lo que yo tengo, ya que entiendo dar limosna, como compartir con otros lo propio, no lo que me sobra, sino lo que tengo, lo que necesito y dejo de necesitar. Porque si entendemos que todos somos hermanos, y que todo es de todos¿Cómo no compartir lo propio, para convertirlo en nuestro?

Y… tampoco entiendo ninguna de estas dos cosas sin la oración, sin el silencio, sin la conversación contínua con el Padre, sin entrar en lo profundo, sin dejar que nazca del corazón, de la compasión por el hermano, no entiendo el ayuno, ni la limosna, si no brota de lo profundo de nuestra al ma, sino brota del mismo Amor que nos tiene el Padre a nosotros, y que nosotros torpemente vertimos en los hermanos.

Y… por otro lado…

Si hay algo que dice bien claro, y en varias ocasiones, es el secretismo, el silencio, la humildad con la que tendríamos que vivir esas tres actitudes.

Cuando habla de cada una de ellas, dice que no lo pregonemos, que no busquemos elogios, que no busquemos ser aclamados, ni envidiados, sino que lo hagamos en lo secreto, en la íntimo de nuestro corazón, que sólo se lo digamos al Padre, y Él que ve en lo más íntimo de nuestro ser, que ve en los más profundo de nuestro corazón, nos recompensará!

Pues… Así sea!

Intentemos Vivir esta cuaresma, Viviendo desde la oración!
Desde la entrega al Padre! Sintiendo su Amor y su Misericordia en nuestra pobreza!
Sintiéndonos débiles y dejándo que él se haga fuerte en nosotros, para poder entregarnos en la cruz, ayunando de nuestros egoísmos, de nuestros miedos, de nuestra falta de fe, y regalando a los demás el servicio, la confianza, la fe, el perdón, y por supuesto, el AMOR!
Para poder morir en la cruz el viernes santo, y volver a la Vida con Cristo el Domingo de Resurrección! ¡ÁNIMO!

 ¡¡Vivamos el día de hoy,
como los cristianos que estamos llamados a ser!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: