Si permanecéis fieles a mi Palabra, la verdad os hará libres

 

¡Buenos días a tod@s! ¡¡PAZ Y BIEN!!

Ya estamos a miércoles! Ánimo, disfrutad de la buena noticia de hoy, que es un ANUNCIO LIBERADOR Y DADOR DE VIDA!!

De la Buena Noticia de Jesús de Nazaret según San Juan 8,31-42.

Jesús dijo a aquellos judíos que habían creído en él: “Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos: conocerán la verdad y la verdad los hará libres“.
Ellos le respondieron: “Somos descendientes de Abraham y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo puedes decir entonces: ‘Ustedes serán libres’?”.
Jesús les respondió: “Les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado. El esclavo no permanece para siempre en la casa; el hijo, en cambio, permanece para siempre.
Por eso, si el Hijo los libera, ustedes serán realmente libres.
Yo sé que ustedes son descendientes de Abraham, pero tratan de matarme porque mi palabra no penetra en ustedes.
Yo digo lo que he visto junto a mi Padre, y ustedes hacen lo que han aprendido de su padre“.
Ellos le replicaron: “Nuestro padre es Abraham”. Y Jesús les dijo: “Si ustedes fueran hijos de Abraham obrarían como él.
Pero ahora quieren matarme a mí, al hombre que les dice la verdad que ha oído de Dios. Abraham no hizo eso. Pero ustedes obran como su padre”. Ellos le dijeron: “Nosotros no hemos nacido de la prostitución; tenemos un solo Padre, que es Dios”. Jesús prosiguió: Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque yo he salido de Dios y vengo de él. No he venido por mí mismo, sino que él me envió.”

Él evangelio de hoy me interpela mucho, me dice muchas cosas, mueve muchos sentimientos, que no sé muy bien como explicar… Así que, empezaré desgranando la Palabra… y a ver que sale!

En el pasaje de hoy, Jesús está hablando con unos judíos, que habían creído en Él, que en algún momento se fiaron, creyeron lo que Jesús les decía, pero que luego perdieron esa fe… y las palabras que les dice son:

Si permenecen fieles a mis palabras, serán verdaderamente mis discípulos; conocerán la verdad, y la verdad les hará libres

Hoy, estoy convencida, de que esas palabras son ciertas, de que quién es fiel a lo que siente, quién es fiel a la promesa que un día el Padre le hizo, a la Palabra que un día le dio y que sigue manteniendo día a día, es libre, y en el fondo de su corazón, conoce la verdad.
Pero
también es cierto, que esa fidelidad, no es nada fácil… A veces parece que te has vuelto un poco loca, o últimamente me da esa sensación… Parece que siempre voy al revés del mundo, que cada día se me va más la cabeza, que creo y pienso cosas, que parece que no son verdad… No sé!Aunque… ¿quién hubo más loco que Jesús en este mundo? Y, por otro lado… cierto es, que la libertad que siento, no la he sentido nunca, y en la mayoría de momentos, me siento en paz, y alegre! Así que… a pesar de las dificultades… Dejaré que el Padre se haga fuerte en mi debilidad, y que Él me ayude a seguir siendo fiel a lo que siento, dentro de mi corazón!

Retomando el evangelio…

Después de eso, los judios se ponen a la defensiva, y aseguran que jamás han sido esclavos de nadie, a lo que Jesús responde:

“Les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado. El esclavo no permanece para siempre en la casa; el hijo, en cambio, permanece para siempre.
Por eso, si el Hijo los libera, ustedes serán realmente libres.

Jesús asegura que todo el que peca es esclavo, y no permanece en casa del Padre, sino que entra y sale, como el eterno hijo pródigo. Mientras que el hijo, permanece siempre junto al Padre, aunque no entienda, aunque tenga miedo, dudas, pase lo que pase… se refugia en Él, y deja que sea Él quien le dé la fortaleza que no tiene, y por eso él, será libre.

Y luego añade…

Yo sé que ustedes son descendientes de Abraham, pero tratan de matarme porque mi palabra no penetra en ustedes.
Yo digo lo que he visto junto a mi Padre, y ustedes hacen lo que han aprendido de su padre.”

Cómo no les gusta lo que dice, tratan de “matarle”, de alejar de ellos sus palabras, de alejarlo de su vida. Pero… no creo que sea culpa de los judios… ellos hubo un día, en el que creyeron, pero… ahora actúan conforme han visto hacer a sus padres, conforme han visto y han aprendido de quienes tenían cerca o de quienes les han enseñado…

Aún así… ellos replican, siguen pensando que su Palabra es la del Padre, que tienen razón… Pero el caso es que siguen pecando, y siguen siendo esclavos de sus pecados… Siguen queriendo matar a Jesús, sigue queriendo alejar de ellos, la Palabra que Jesús anuncia, porque también denuncia a aquellos que “pecan”, y no quieren sentir sobre ellos el “pecado”. Por otra parte, me hace ver, que no han conocido al verdadero Jesús, HIJO de DIOS, que no condena, sino que PERDONA cualquier pecado, que LIBERA , que da VIDA, que sólo transmite AMOR y MISERICORDIA.

Hoy, ya no sé si soy el judio que asegura ser hijo de Dios, sin serlo, y soy más esclava de lo que creo… O soy la hija que permanece en la casa y conoce la verdad dentro de su corazón, esa verdad que me hace realmente libre, para seguir amando a pesar de los latigazos y las caídas…

¿Y tú? ¿Quién eres tú? ¿Eres consciente de tus pecados y ataduras? ¿Has saboreado la MISERICORDIA DEL PADRE? ¿Eres consciente, de que te PERDONA y te AMA? ¿Sientes esa libertad del hijo, que se fia de su Padre, y va allá, a donde Él le pide? ¿Permaneces junto al Padre, a pesar de las tribulaciones? ¿Es Él tu fuerza? ¡ÁNIMO! ¡¡Él es el único que puede liberar!!

  ¡¡Feliz día de DESIERTO COTIDIANO!!

José de Calasanz escribió en 1626:

“A nosotros nos ha de mantener firmes la confianza en Dios y no en los hombres. Procuremos, pues, servirle y confiar en Él, que nuestras cosas caminarán bien.”

Anuncios

2 Responses to Si permanecéis fieles a mi Palabra, la verdad os hará libres

  1. Ángel dice:

    Pues esta claro, soy un pecador, por lo cual un esclavo, que sale y entra, tibio, por eso tarde o temprano se daran situaciones que me haran cambiar las razones importantes y fundamentales y vomitado, ya no querre saber más de estas historias. Es cierto de la importancia de reconocerlo, pero y la penitencia y la fidelidad cada dia a la Palabra. Si es a ratos de nada sirve, ya no hay justificación que valga. Si hablo de misericordia ya no puedeo hablar de pecado, y asi desde la libertad compartir la radicalidad de la Palabra. La inmediated de la respuesta, ya no vale que tengo mi proceso, y tantas escusas. Porque sigo con la seguridad de mi trabajo, mi familia, mis amigos, mi casa, mi proyecto de barrio, y tantas cosas más. Ya deberia ser el tiempo de salir por el mundo y anunciar la buena noticia de la gracia, de la misericordia que hemos experimentado, del AMOR de Dios. El nuevo Pentecostes.

  2. kittykasaudo dice:

    Pues si! Creo que no podemos quedarnos toda la vida, saliendo y entrando… Quizá sea por que las experiencias no han sido lo suficientemente fuertes, o porque no nos lo creemos del todo, porque si no… no lo entiendo! Creo que cuando experimentas dentro de ti la Misericordia, el abrazo del Padre que te perdona infinitamente, cuando sientes el AMOR, no puedes callarte, ni quedarte indiferente ante ello!
    Cuando sientes el sufrimiento del hermano… no puedes quedarte quieto!
    Ya ha legado el tiempo de salir al mundo y Anunciar todo lo vivido y todo lo experimentado!
    Es hora de reaccionar, y contruir el Reino, con la fuerza del Padre!!

    Por cierto! ya te echaba de menos! 😛 Llevas unos días sin escribir! Todo bien?
    Al final, iré a Pueblo toda la semana de Pascua, ¿nos veremos allí?

    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: