No os preocupéis que cómo vais a hablar, o que vais a decir!

 

¡¡Buenos días con alegría!! 😀 ¡¡PAZ Y BIEN!!

Hoy vuelve a ser un gran día!! Hoy es la segunda vista oral del Juicio por discriminación en el que estoy metida!! Ya veremos como va! 😀 Os mantendré informados!

De momento aquí os dejo con una Buenísima Noticia!

De la Buena Noticia de Jesús de Nazaret según San Mateo 10,16-23.

Yo los envío como a ovejas en medio de lobos: sean entonces astutos como serpientes y sencillos como palomas. Cuídense de los hombres, porque los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas. A causa de mí, serán llevados ante gobernadores y reyes, para dar testimonio delante de ellos y de los paganos. Cuando los entreguen, no se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento, porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes. El hermano entregará a su hermano para que sea condenado a muerte, y el padre a su hijo; los hijos se rebelarán contra sus padres y los harán morir. Ustedes serán odiados por todos a causa de mi Nombre, pero aquel que persevere hasta el fin se salvará. Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra, y si los persiguen en esta, huyan a una tercera. Les aseguro que no acabarán de recorrer las ciudades de Israel, antes de que llegue el Hijo del hombre.

Una Buena Noticia… Pero un tanto dura de asimilar…

Yo los envío como a ovejas en medio de lobos

¿Quién no ha tenido la sensación alguna vez de estar entre lobos? ¿De tener que defenderse de cada cosa de dice, piensa y hace? ¿La sensación de que en cuanto abras la boca, se te tiran al cuello?

Yo… muchas veces!! Sobretodo con mi familia, aunque conforme voy tomando decisiones más importantes (o… más diferentes) esa sensación se repite más y más veces, y con gente más diferente…

Hoy en día querer vivir tu fe, de una manera coherente (y… querer vivirla, se queda muy lejos, de hacerlo…) es realmente ser una oveja, en medio de una manada de lobos! Siempre a contracorriente, siempre teniendo que dar razón de tu fe, siempre defendiendo lo que haces…

Pero… ¿¿Sabéis?? Creo que eso… ¡¡Ha sido una suerte!!

Estoy convencida de que si no hubiera tenido que dar razón de mi fe, durante tantos años, delante de mi familia y amigos, hoy no sería como soy, ni haría las cosas que hago! (Y no creáis que hago muchas cosas!!!! eh???? la mayoría del tiempo… soy un desastre!! pregutadle a mis compañeros de trabajo… jejeje) 

Simplemente, me refiero a querer CELEBRAR la EUCARISTÍA dominical, a querer empezar y acabar el día ORANDO, a querer VIVIR en COMUNIDAD, a querer COMPARTIR todo lo recibido, a querer CONSTRUIR el REINO… sabiendo que a veces “querer” no es “poder”…

 Pero… sabiendo también que cuando nuestras fuerzas fallan y nos superan las situaciones, cuando los lobos son muy feroces y nos “achantamos”… cuando por mucho que queremos, no podemos, no somos capaces de dar el paso y caminar hacia delante… ¡No debemos preocuparnos! 

no se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento, porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes

¡¡Sólo debemos confiar en Aquel que nos ha enviado a donde estamos, en Aquel que nos Ama y Cuida con locura cada día!! 😀 ¡¡Él será quien ponga las palabras en nuestra boca y nos de la fuerza que nos falte!! 😀

¡¡ÁNIMO!!

 ¡¡FELIZ DÍA JUNTO AL PADRE!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: