¡Si Tú lo dices… echaré de nuevo las redes!

 

¡¡BUENOS DÍAS CON ALEGRÍA!! ¡¡PAZ Y BIEN!!

Ya estamos a jueves… la semana está volando!! Quizá sea, porque no he parado quieta, un minuto! jejeje. Pero… eso de volver a casa… es genial! Tanta gente que ver, tantas cosas que contar… tanta Vida que compartir y contagiar!! No doy para más!

Así que… para variar… hoy… tampoco me da para escribir el comentario… ¡Lo siento! Pero… la Buena Noticia… ¡¡AQUÍ LA TENÉIS!! ¡¡DISFRUTADLA!! Os adelanto que es un pasaje precioso! Un encuentro entre Pedro y Jesús, en el que como siempre… Pedro no se siente digno, pero… hace caso a lo que escucha de boca de Jesús, y… su vida cambia! 😀

¡¡DISFRUTADLA!!

De la Buena Noticia de Jesús de Nazaret según San Lucas 5,1-11.

En una oportunidad, la multitud se amontonaba alrededor de Jesús para escuchar la Palabra de Dios, y él estaba de pie a la orilla del lago de Genesaret. Desde allí vio dos barcas junto a la orilla del lago; los pescadores habían bajado y estaban limpiando las redes. Jesús subió a una de las barcas, que era de Simón, y le pidió que se apartara un poco de la orilla; después se sentó, y enseñaba a la multitud desde la barca. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: “Navega mar adentro, y echen las redes“. Simón le respondió: “Maestro, hemos trabajado la noche entera y no hemos sacado nada, pero si tú lo dices, echaré las redes“. Así lo hicieron, y sacaron tal cantidad de peces, que las redes estaban a punto de romperse. Entonces hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que fueran a ayudarlos. Ellos acudieron, y llenaron tanto las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se echó a los pies de Jesús y le dijo: “Aléjate de mí, Señor, porque soy un pecador“. El temor se había apoderado de él y de los que lo acompañaban, por la cantidad de peces que habían recogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: “No temas, de ahora en adelante serás pescador de hombres“. Ellos atracaron las barcas a la orilla y, abandonándolo todo, lo siguieron.

¿Es precioso o no?

 ¡¡FELIZ DÍA JUNTO A PAPÁ!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: