¿Qué está permitido en sábado?

 

¡¡BUENOS DÍAS CON ALEGRÍA!! ¡¡PAZ Y BIEN!!

¿Qué tal ha ido el fin de semana? Espero que hayáis disfrutado, descansado y celebrado!! Yo he tenido un fin de semana lleno de Vida! La verdad… no esperaba que tanta! El viernes, al salir del trabajo, agarré el coche y tomé rumbo hacia Madrid, donde me esperaban mis hermanitos de comunidad, que celebraban el sábado un pequeño gesto de su Amor! Ha sido un fin de semana lleno de Amor y de Vida, compartido en familia, no de sangre pero si de Vida! Ha habido Palabra, gestos de cariño, abrazos, miradas, reencuantros, baile, compromisos… y mil cosas más!! Incluso el final de un congreso de teología titulado “Los cristianos ante la crisis econónica”, con una eucaristía muy singular y vivencial llevada por el MoCeOp (Movimiento de Celibato Opcional).

Ha sido un fin de semana muy intenso, y ahora… de vuelta al trabajo!

Aquí tenéis la Buena noticia de hoy!! Por fin hay comentario!! jejeje, Y… para ser el primer día… creo que va a llevar a bastante debate… ¡Todo vuestro!

 De la Buena Noticia de Jesús de Nazaret según San Lucas 6,6-11.

Otro sábado, entró en la sinagoga y comenzó a enseñar. Había allí un hombre que tenía la mano derecha paralizada. Los escribas y los fariseos observaban atentamente a Jesús para ver si curaba en sábado, porque querían encontrar algo de qué acusarlo. Pero Jesús, conociendo sus intenciones, dijo al hombre que tenía la mano paralizada: “Levántate y quédate de pie delante de todos”. El se levantó y permaneció de pie. Luego les dijo: “Yo les pregunto: ¿Está permitido en sábado, hacer el bien o el mal, salvar una vida o perderla?”. Y dirigiendo una mirada a todos, dijo al hombre: “Extiende tu mano”. El la extendió y su mano quedó curada. Pero ellos se enfurecieron, y deliberaban entre sí para ver qué podían hacer contra Jesús.

¿Está permitido en sábado,
hacer el bien o el mal,
salvar una vida o perderla?

Desde hace ya algún tiempecillo, le doy muchas vueltas a esto de las leyes… Y cada vez que sale un evangelio en el que se habla del sábado me vienen muchas cosas a la cabeza! Y más… hoy, después de éste fin de semana…

En Madrid, estuve con gente de una comunidad de allá, que es la que me habló del congreso y de la eucaristía que se celebraría dirigida por sacerdotes que están casados (del MoCeOp, movimiento de celibato opcional)… Eso dio lugar a una conversación muy interesante entre nosotros sobre muchas visiones de la iglesia ante diferentes realidades…

Si un sacerdote y una mujer se aman… ¿Qué está permitido? ¿Que nieguen su amor (que es regalo de Dios) y vivan separados y no siendo todo lo felices que están llamados a ser? ¿Eso les daría vida, o se la quitaría?

Si un matrimonio llega al punto de perder el amor, es más se hacen la vida imposible, y se amargan cada día la existencia (por no haberlo cuidado como debían…)… ¿Qué está permitido? ¿Que perduren día tras día, el uno junto al otro, matando toda la vida que les queda?

Si un hombre o una mujer, son homosexuales, pero encuentran al “amor de su vida”… ¿Qué está permitido? ¿Renunciar al amor y a toda relación personal por su condición?

Si un hombre o una mujer tienen alguna enfermedad de transmisión sexual… ¿Qué está permitido? ¿Renunciar a toda relación íntima por no poder utilizar un preservativo?

Si…     Si…    Si…

No me juzguéis antes de hora… Yo no digo que sean buenas o malas, o lo que se debe hacer en cada caso, ni muchísimo menos!!! Pero… En más de una circunstancia, personalmente creo que la iglesia responde de una manera muy diferente a la que lo haría Jesús

¿Jesús estaría dispuesto a que muriese el Amor que gratuitamente ha crecido entre dos personas? 

Yo creo que la única vocación a la que todos estamos llamados es la del Amor, que está por encima de toda regla y norma, que está por encima de cada sábado que aparece en nuestros días!

Cierto es, que hoy en día se hace muy mal uso de la palabra Amor, pero… otras veces se emplea con propiedad, consciente de lo que se dice y se siente… Y… ¿Porque negar ese gran regalo a quienes lo encuentran?

Supongo que más de uno, estará en contra de lo que estoy diciendo, pero… A veces me cuesta entender que la iglesia, niegue la comunión a una persona por estar divorciada, o por ser homosexual, cuando Jesús se acercaba a todas esas realidades, las amaba y las acogía, les devolvía el amor propio y sanaba todas sus carencias afectivas y marginaciones sociales… No puedo entender que la iglesia niegue la oportunidad de amar a un hombre que en su día dijo sí al sacerdocio, pero que tras unos años de camino y servicio, tras unos años de donación, la vida le ha llevado a otra situación, y lo que en su día fue causa de vida, hoy (por la razon que sea) le lleva a perder la alegría y la vida… ¿Qué da más testimonio, un sacerdote triste, o un marido entregado alegremente? Por mi parte, no creo que eso sea un fracaso vocacional, ni mucho menos, creo que Papá nos puede llamar un día a entregarle la vida completamente, pero que llegue otro día, en el que nos llame a entregarla de otra forma, igualmente digna e igualmente sacrificada!

Entonces…

¿Está permitido en sábado,
hacer el bien o el mal,
salvar una vida o perderla?

Yo, sencillamente, diría… SIEMPRE EL BIEN,
SIEMPRE SALVAR VIDAS,
DEVOLVER LA ALEGRÍA AMANDO,
sea quien sea y como sea…
…y te lleve a donde te lleve…

 ¡¡FELIZ DÍA JUNTO A PAPÁ!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: