Yo no juzgo a nadie

¡Buenos días con alegría! ¡Paz y Bien! 🙂

De nuevo al trabajo! jejeje… Al menos para los maestros y estudiantes valencianos, hoy volvemos a nuestras tareas cotidianas después de toda una semana de vacaciones… y… se corre el riesgo de no tener ganas! jejeje, Pero… es toda una oportunidad para seguir construyendo el Reino desde lo cotidiano y desde la simplicidad! Ánimo!! 😀

Aquí os dejo con la Buena Noticia de hoy, que es preciosa!!

De la Buena Noticia de Jesús de Nazaret según san Juan 8,12-20.

Jesús les dirigió una vez más la palabra, diciendo: “Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida“. Los fariseos le dijeron: “Tú das testimonio de ti mismo: tu testimonio no vale”. Jesús les respondió: “Aunque yo doy testimonio de mí, mi testimonio vale porque sé de dónde vine y a dónde voy; pero ustedes no saben de dónde vengo ni a dónde voy. Ustedes juzgan según la carne; yo no juzgo a nadie, y si lo hago, mi juicio vale porque no soy yo solo el que juzga, sino yo y el Padre que me envió. En la Ley de ustedes está escrito que el testimonio de dos personas es válido. Yo doy testimonio de mí mismo, y también el Padre que me envió da testimonio de mí”. Ellos le preguntaron: “¿Dónde está tu Padre?”. Jesús respondió: “Ustedes no me conocen ni a mí ni a mi Padre; si me conocieran a mí, conocerían también a mi Padre“. El pronunció estas palabras en la sala del Tesoro, cuando enseñaba en el Templo. Y nadie lo detuvo, porque aún no había llegado su hora.

Yo no juzgo a nadie

Muy al hilo del evangelio de ayer, viene el evangelio de hoy, y especialmente esta frase. Ayer veíamos como Jesús perdonaba a una adúltera, como no juzgaba sus actos, ni su conducta, sino que la perdonaba y le decía que andara en paz, y en adelante no pecara más…

Hoy Jesús entre otras cosas preciosas, como que Él es LUZ en el mundo y que quién le siga y conozca al Padre no andará a oscuras, sino que caminará acompañado de la LUZ de la Vida, nos repite que Él no juzga!

En mi vida he podido experimentar, no pocas veces, el daño que hace el juicio. La herida que se crea cuando nosotros mismos nos juzgamos y condenamos y cuando son otros, especialmente personas queridas los que nos juzgan y condenan. Además de experimentarlo personalmente también he podido observar y sentir en otros como duele ese juicio. La mayoría de las personas que están en prisión se sienten profundamente juzgadas por aquellos que se acercan, y a veces se hace complicado hacerles llegar esa libertad de juicio personal y ajeno, se hace complicado hacerles llegar el perdón y la misericordia (igual que en ocasiones se hace complicado experimentarlo personalmente).

Y… hoy Jesús viene a decirnos que Él no nos juzga! Que Él no viene a eso! Que Él es LUZ y  que si le seguimos no caminaremos a oscuras, sino que tendremos LUZ en nuestro camino, que tendremos VIDA! Él viene a liberarnos de todo juicio y de toda condena! Viene a que experimentemos el Amor, la Misericordia y el Perdón del Padre! Sintámoslo en lo más profundo de nosotros! Dejémonos abrazar por su Amor! Y… llevemos también esa misericordia y Amor a quién no la siente aún!

¡FELIZ DÍA DE CUARESMA JUNTO A PAPÁ!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: