Dio gracias…

¡¡Buenos días con alegría!! ¡¡Paz y Bien!! :-)

Después del estupendo concierto de ayer, en el que vi a muchas caras conocidas… hemos llegado al viernes!! 🙂 Y con él, al último día lectivo de la semana! Así que para celebrarlo… esta noche al circo del sol con todos mis alumnos!! 😛 jejeje

Aquí os dejo con la Buena noticia de hoy!! :-)

De la Buena noticia de Jesús de Nazaret según Juan 6,1-15.

Después de esto, Jesús atravesó el mar de Galilea, llamado Tiberíades. Lo seguía una gran multitud, al ver los signos que hacía curando a los enfermos. Jesús subió a la montaña y se sentó allí con sus discípulos. Se acercaba la Pascua, la fiesta de los judíos. Al levantar los ojos, Jesús vio que una gran multitud acudía a él y dijo a Felipe: “¿Dónde compraremos pan para darles de comer?“. El decía esto para ponerlo a prueba, porque sabía bien lo que iba a hacer. Felipe le respondió: “Doscientos denarios no bastarían para que cada uno pudiera comer un pedazo de pan”. Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dijo: “Aquí hay un niño que tiene cinco panes de cebada y dos pescados, pero ¿qué es esto para tanta gente?”. Jesús le respondió: “Háganlos sentar“. Había mucho pasto en ese lugar. Todos se sentaron y eran unos cinco mil hombres. Jesús tomó los panes, dio gracias y los distribuyó a los que estaban sentados. Lo mismo hizo con los pescados, dándoles todo lo que quisieron. Cuando todos quedaron satisfechos, Jesús dijo a sus discípulos: “Recojan los pedazos que sobran, para que no se pierda nada“. Los recogieron y llenaron doce canastas con los pedazos que sobraron de los cinco panes de cebada. Al ver el signo que Jesús acababa de hacer, la gente decía: “Este es, verdaderamente, el Profeta que debe venir al mundo“. Jesús, sabiendo que querían apoderarse de él para hacerlo rey, se retiró otra vez solo a la montaña.

dio gracias…

Es un evangelio sorprendente, cuanto menos… ¿Os imagináis la escena? Jesús se va con sus discípulos a una montaña y se sienta allí, y al levantar la vista… ve que unos cinco mil hombres más mujeres y niños, le han seguido hasta allí, por los gestos y milagros que hace… y encima… es la hora de comer!! Supongo que a mi no se me habría pasado por la cabeza darles yo de comer… ni de coña! que se apañen! Pero… Jesús… Gracias a Dios, no piensa igual que yo!! Él tuvo compasión de toda esa gente, que le andaba siguiendo, buscando la Vida que no encontraban en otro lado. Y… se hace cargo de alimentarles!

Me imagino el momento en el que le pregunta a Felipe “¿Dónde compraremos pan para darles de comer?” Yo soy Felipe y me hubiera reído, seguro!! ¿Comprar comida para tanta gente? ¿Estámos locos?…

Pues ya véis… Jesús lo pregunta para “quedarse con él”…

La gran solución, es… poner en común lo que llevaban ellos, lo poco que podía tener cada uno, al unirlo, se multiplica, simplemente bendiciendo a Dios! Si lo poco o mucho que tenemos cada uno, lo ponemos al servicio de los demás… el evangelio nos dice que se multiplica!!! Si somos capaces de compartir lo que nosotros mismos tenemos, y con ello, damos GRACIAS a Dios, y lo volvemos a repartir… las cuentas… no salen, pero todos ganamos!! Intentémoslo, y… a ver que pasa!!

¡FELIZ DÍA PASCUAL JUNTO AL PADRE!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: