¿¿Quién es mi prójimo??

 

BUENOS DÍAS CON ALEGRÍA!! PAZ Y BIEN!

Estamos aquí de nuevo!! Una nueva semana, y un nuevo lunes!! Una NUEVA oportunidad para construir el Reino!! Espero que hayáis descansado este fin de semana, y empecéis con fuerza la semana! Ánimo!

Aquí os dejo con la buena Noticia de hoy! Espero que os ayude a Vivir este presente!

 De la Buena Noticia de Jesús de Nazaret según San Lucas 10,25-37.

Y entonces, un doctor de la Ley se levantó y le preguntó para ponerlo a prueba: “Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la Vida eterna?”. Jesús le preguntó a su vez: “¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué lees en ella?”. El le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con todo tu espíritu, y a tu prójimo como a ti mismo”. “Has respondido exactamente, le dijo Jesús; obra así y alcanzarás la vida”. Pero el doctor de la Ley, para justificar su intervención, le hizo esta pregunta: “¿Y quién es mi prójimo?”. Jesús volvió a tomar la palabra y le respondió: “Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de unos ladrones, que lo despojaron de todo, lo hirieron y se fueron, dejándolo medio muerto. Casualmente bajaba por el mismo camino un sacerdote: lo vio y siguió de largo. También pasó por allí un levita: lo vio y siguió su camino. Pero un samaritano que viajaba por allí, al pasar junto a él, lo vio y se conmovió. Entonces se acercó y vendó sus heridas, cubriéndolas con aceite y vino; después lo puso sobre su propia montura, lo condujo a un albergue y se encargó de cuidarlo. Al día siguiente, sacó dos denarios y se los dio al dueño del albergue, diciéndole: ‘Cuídalo, y lo que gastes de más, te lo pagaré al volver’. ¿Cuál de los tres te parece que se portó como prójimo del hombre asaltado por los ladrones?”. “El que tuvo compasión de él“, le respondió el doctor. Y Jesús le dijo: “Ve, y procede tú de la misma manera”. 
 

¿Y quién es mi prójimo?

Esa pregunta deberíamos hacérnosla cada día! ¿Quién es tú prójimo? La parábola que se nos cuenta hoy, se hace realidad cada día a nuestro alrededor! Seguro que muchísimas veces, pasamos al lado de personas heridas, física o psíquicamente, personas que están “tiradas” en el suelo, pidiendo nuestra atención, nuestra mirada, nuestra acogida, y… tantas veces, actuamos como el sacerdote o el levita, y no somos capaces ni siquiera de mirar a los ojos del hermano que está en el suelo, desvalido, herido… Pasamos a su lado, sin desviar la mirada de nuestro camino… incluso a veces ni nos hacemos conscientes de que “él o ella” estaba allí… Pero… ¡ESTÁ! Y es una persona igual que nosotros, que muchas veces, necesita “simplemente” encontrarse con una mirada amiga, con alguien que le reconozca como persona, que le pregunte el nombre, y le de algo de conversación! ¿Alguna vez habéis hecho la prueba? ¿Alguna vez os habéis acercado a alguien que estuviera “tirado” en la calle”? Os sorprendiríais! La mayoría de veces, lo que más necesitan es sentirse reconocidas por alguien, salir del anonimato en el que les ha encerrado la sociedad… una sociedad que los ha dejado a parte, excluidos…

Sin embargo el evangelio de hoy… nos transmite una BUENÍSIMA NOTICIA!!! Hay personas también hoy en día, que son como el samaritano!! Muchas veces las personas que menos pensamos son las elegidas por el Padre, son las que se dejan tocar por su Amor y su Misericordia, y se acercan al hermano desvalido!! El samaritano era una persona en tierra extraña, alguien que no tenía “porqué” pararse a atender al hermano, personas, en teoría, menos sensibles que un sacerdote, por ejemplo… y sin embargo es él quien se detiene a atender al herido!!! Es una preciosa noticia!! Aunque… denuncie, tantas veces nuestra actitud!! sin embargo… demos gracias a Dios por las personas en las que sigue suscitando su misericordia y su amor, personas a veces, que están en la cárcel, y de las que no esperamos misericordia alguna, personas que no tienen recursos, y los pocos que tienen nos los dan, personas de otras nacionalidades o religiones, que se preocupan por tus problemas y te echan un cable… ABRAMOS los ojos a TODOS los hermanos!! AGRADEZCAMOS a los “samaritanos” que el Padre nos pone en el camino, para sanar nuestras heridas, y… estemos ATENTOS al camino, y atendamos a los hermanos que lo necesiten!!! ÁNIMO!!! 

¡FELIZ DÍA JUNTO AL PADRE!

Una respuesta a ¿¿Quién es mi prójimo??

  1. perlegrino dice:

    Que hermoso texto nos regala hoy la Biblia, cuantas veces lo habremos escuchado o leído y siempre le sacamos una nueva interpretación.
    A mi me llama la atención las herramientas que usa Dios para actuar entre nosotros, utiliza al samaritano, al extranjero, al extraño, al que seguramente no era bien visto en aquella sociedad, al que sería insultado y apartado, pues él es el elegido de Dios, para actuar en aquella situación. Curioso verdad??
    Gracias por compartir la palabra Kitty!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: