¡Salía de él una fuerza que sanaba!

BUENOS DÍAS CON ALEGRÍA!! PAZ Y BIEN!!

Y después de retomar con fuerza el proyecto Rehoboth (de acogida a personas sin hogar), con una reunión sobre voluntariado y empezando a organizar todas las fichas e información del voluntariado… Llega el jueves para darnos otra oportunidad de hacer crecer el Reino con nuestro trabajo!!

Aquí os dejo con la Buena noticia de hoy!

De la Buena Noticia de Jesús de Nazaret según San Lucas 6,12-19.

En esos días, Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles: Simón, a quien puso el sobrenombre de Pedro, Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, Simón, llamado el Zelote, Judas, hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor. Al bajar con ellos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón, para escucharlo y hacerse curar de sus enfermedades. Los que estaban atormentados por espíritus impuros quedaban curados; y toda la gente quería tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.

…Jesús se retiró a una montaña para orar,
y pasó toda la noche en oración con Dios…

Hoy tenemos un evangelio precioso el llamamiento de los doce apóstoles, sin embargo lo que más me llama la atención, es como Jesús ante momentos importantes, siempre se retira a la montaña a orar… como se va solo a pasar un tiempo íntimo con su Padre, a que sea Él quien le hable quien le diga como hacerlo o que hacer, quien le oriente, quien le aconseje. “Pasó toda la noche en oración”… no sé si sería toda la noche, un rato, o tres días… pero está claro, que el evangelista quiere poner de manifiesto que ante un momento tan importante Jesús se retiró a estar a solas con su Padre… y… ¿nosotros? ¿también lo hacemos? ¿hemos tenido momentos intensos de oración? Yo… la verdad es que no puedo negarlo… hace ya tiempo que descubrí el gran regalo de la oración, el gran regalo de pasar un tiempo con Dios, y… no lo dejo por nada de este mundo!! Ante cualquier situación, la oración te da paz, serenidad, consuelo, alegría, valor… la oración te acoge tal y como eres, tal y como te encuentras, y Dios, te abraza incluso aunque no puedas sentirlo… y eso… se nota…

…salía de él una fuerza que sanaba a todos…

Esa fuerza que salía de él, esa fuerza que sanaba a todos… no era suya! Era la fuerza de Dios, la fuerza del Amor, que transmitía, al estar en tan conectado y tan cerca del Padre. Y… nosotros podríamos vivirlo igual, si fuéramos capaces de reconocernos tal y como se reconocía Jesús, Hijo de Dios… si fuéramos capaces de tener esa relación tan estrecha con el Padre… si fuéramos capaces de reconocerlo en todo lo que vivimos, vemos, olemos, tocamos, sentimos… si saboreáramos su presencia siempre cercana, acogedora, liberadora y amorosa!

¡FELIZ DÍA JUNTO AL PADRE Y LOS HERMANOS!

3 respuestas a ¡Salía de él una fuerza que sanaba!

  1. Manolo dice:

    Un comentario precioso, Kity.
    Gracias por compartir tu experiencia que es luz para acoger la Palabra y aterrizarla en la propia realidad.

    Buen día lleno de la presencia del Padre.

  2. Claudio dice:

    Y confiando plenamente en El, en su misericordia y en su fidelidad infinita.

    El Espíritu Santo está en vos, para la Gloria de Dios!

    Fraternalmente,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: