¡¡FELIZ NAVIDAD!!

PAZ Y BIEN!

Ya sé que estamos en cuaresma, que hoy es el tercer domingo, que nos estamos preparando para vivir una nueva y renovada semana santa y RESURRECCIÓN! Pero… desde hace tiempo vengo reflexionando sobre los tiempos litúrgicos, los tiempos de Dios, y mis tiempos… y… a veces coinciden y otras no! jejeje… y hoy… ¡¡ES NAVIDAD!!

Me explico!

Seguro que algún otro momento, durante estos dos años y pico de vida de “Todo es Gracia” ya os he expresado esta vivencia, pero hoy… la vuelvo a compartir!

En mi casa, tengo presentes durante todo el año pequeños símbolos de los distintos tiempos litúrgicos, porque aunque la iglesia nos anime a vivir un tiempo determinado y de una manera determinada, también es importante escuchar nuestro corazón y Vivir nuestro tiempo en y desde Dios. Y la corona de Adviento es uno de mis símbolos (y de mis tiempos) preferidos, y casi siempre la tengo puesta en la mesa del comedor. Me encanta el tiempo de la Esperanza!! Es un tiempo que me ayuda a vivir con muuuuuuuuuucha ESPERAnza! Un tiempo que me ayuda a soñar!! Pero… tanta espera y tanto sueño, a veces me ciega y no me deja vivir el HOY… y… continúo en adviento, sin llegar nunca a vivir la navidad… y eso… ya no me gusta tanto…

Hoy… no me ha pasado nada “especial”! Y… eso, es lo mejor de todo! Después de una noche de servicio en Rehoboth (un proyecto de baja exigencia para personas sin hogar, un lugar abierto y libre de encuentro) he dormido cuatro horas, y me he despertado para ir a comer a Nazaret, después iba a ir con un amigo a compartir un ratito con una comunidad de Fe y Luz, pero en lugar de eso hemos estado discutiendo, y al ver que se hacía tarde nos hemos vuelto y me he ido corriendo a la cárcel, porque tenía la oración con los jóvenes. Luego… de vuelta a casa! Y dentro de un momento vendrá mi ahijada a cenar a casa. Un día muy normal, verdad??? Pues… siento que ha llegado ¡¡NAVIDAD!!

Cuando volví de mi viaje, el domingo pasado, quité de la mesa del comedor la corona de Adviento, porque… ¡Me paso la vida esperando! y… ¡Es hora de Vivir! A ver… Siento que vivo con intensidad la vida, pero la mayoría del tiempo, aún con ese sentimiento, tengo otro más profundo de insatisfacción, de espera, de ansia porque llegue otra cosa… y hoy… siento que he de Vivir y disfrutar la Navidad!

Tantas veces nos pasamos la vida esperando a que lleguen cosas concretas, que nos perdemos todo lo que pasa a nuestro alrededor, porque las cosas no son como queremos o como creemos que deberían ser… un sobrecillo de azúcar de cualquier bar, sabiamente te dirá “la vida es eso que ocurre mientras esperas a que suceda otra cosa”.

Pues hoy… ¡¡ES NAVIDAD!! Aunque he llegado a casa muuuuuuuuy cansada y un poquillo triste después del servicio en Rehoboth, cuatro horas después me he despertado con ganas de dejar de esperar y empezar a Vivir! Me he ido a comer a Nazaret y he disfrutado de la comida, y luego tenía muuuuuuuuuuuchas ganas de discutir, y… ¡Lo he hecho! Y estoy muy contenta porque es algo que me cuesta y lo necesitaba taaaaaaaaaaaaaaaanto!! Además, como siempre que compartes lo que sientes con sinceridad y cariño con alguien al que quieres, hemos acabado con un bonito abrazo, y he cogido el coche para irme a la cárcel! Allí he disfrutado de una preciosa oración con unos pocos jóvenes del módulo 14, y al acabar un joven de 20 años se ha acercado a darnos las gracias por estar allí, acompañándolos. Este joven lleva en la cárcel apenas dos semanas, y mañana es un día importante para él, ya que puede que se aclare algo sobre su futuro. He estado hablando un rato con él, me preguntaba sobre el perdón de Dios, sobre si yo pensaba que Dios le perdonaría si se arrepentía y sobre el amor de Dios, la importancia y eficacia de la oración… Ha sido un regalazo poder compartir cosas tan profundas con este joven!!!! Además al acabar, he compartido unos curasanes de chocolate y lo vivido dentro ,con mi nuevo compi, y al llegar a casa… he puesto la música alta y he hecho gimnasia mientras bailaba y me reía yo sola!! jejejeje… Ya sé me va un poco la cabeza, pero… es genial Vivir!! Ser capaz de mirar con ojos limpios y como si fuera la primera vez una preciosa realidad que vives como “rutina” en otros momentos de agobio! Sentir como regalo aquello que tienes delante! Observar al pequeño grupo de jóvenes en el aula del módulo 14, mientras cantaban y se reían… lo he sentido un gran regalo de Dios! Los momentos de apertura, de serenidad, de confianza, cuando somos capaces de mirar con ojos limpios, de reconocer a Dios en la persona que tienes delante… Son momentos de Reino de Dios en la tierra! Momentos en los que todo se hace nuevo, en los que todo tiene un valor inmenso, en los que todo te hace sentir a Dios Padre-Madre a tu lado! En los que todo tiene sentido, aunque no sepas que será de tu vida mañana! Momentos en los que puedes disfrutar de cualquier cosa, porque cualquier cosa es bien recibida, porque cualquier cosa es un regalo, cualquier cosa es don y tarea! Momentos en los que puedes disfrutar de la música con el coche, o del aire con la bici! De una chocolatina o de una ensalada! De un cigarro, o dejar de fumar! En los que da igual la opción, porque sientes que un Amor te rodea!

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: