En tierra de nadie…

Paz y bien,

Hace ya tiempo que vengo sintiendo que estoy en “tierra de nadie”, al tiempo que tengo ganas de compartir ciertos sentimientos e intuiciones, pero… no encontraba el momento, la forma, o las ganas.

El caso es que esta tarde me he encontrado con un texto (y también con una situación) que, dado algunas de las cosas que estoy viviendo a nivel muy personal, me han dolido muchísimo.

El texto es de S. Alfonso y dice “Nuestra vocación es para aquellos que quieren ser Santos, y que quieren ser por entero de Dios.” Y la situación, ha sido en el módulo 14 de la prisión de Picassent. Durante la oración, cuando estábamos terminando, uno de los internos le ha pedido a mi compañero (religioso y estudiante de teología) que hiciera una oración por ellos en voz alta, porque a él le daba vergüenza y porque su oración seguro que era mejor (no sabría explicar lo que ha dicho o ha querido decir, pero de sus palabras se entendía que él creía que por ser religioso, su oración era más ¿válida?).

Textos como el de S. Alfonso nos podemos encontrar en mil y una órdenes religiosas o movimientos eclesiales… pero… ¿Nuestra vocación es para aquellos que quieren ser santos? Históricamente se ha entendido y creído que los religiosos, los curas, son aquellos que están “más” llamados a la santidad, aquellos que están más cerca de Dios, aquellos que se han entregado por entero a Dios, mientras que los demás… no se han entregado tanto… porque no han sido capaces, porque no han querido, o porque no han sabido… Pero… ¿realmente hay una vocación que es más santa que las demás?

Para alguien que intenta hacer Vivo el evangelio en su día a día… con su pobreza, desde luego, pero que lo intenta con todo lo que es y sabe, pero… que no es religiosa, ni religioso, y por supuesto no es (ni nunca lo será, porque la iglesia no lo permite, entre otras cosas) sacerdote…. Duele…

Tantos textos de tantos santos, tantos comentarios de tantos sacerdotes, tantas creencias de tantos fieles… Tantas y tantas cosas y realidades que siguen perpetuando la jerarquía y dejando en las manos de unos pocos la decisión de quien es digno y quien no para recibir el cuerpo y la sangre de Cristo… Duele…

Yo no soy más que una cría seducida por el evangelio, por la tonta idea de que la fe y el amor mueven montañas, de que no hay nada más grande que la misericordia y el perdón, nada más grande que el servicio a los más pequeños, NADA más grande que el AMOR…

Pero… ¿Es verdad? ¿Alguien aquí se cree el evangelio? ¿Alguien en la Iglesia es capaz de no preocuparse por el que comerá o vestirá, consciente de que es el mismo Dios y su providencia quien se lo facilitará? ¿Alguien es capaz de perdonar hasta 70 veces siete? ¿Alguien es capaz de dar la cara y poner la otra mejilla cuando lo han abofeteado y avergonzado? ¿Alguien es capaz de Amar cuando ha sido humillado? ¿Alguien aquí es capaz de dejar sus redes, su barca y seguir al Único al que le debemos obediencia? ¿Alguien es capaz de Amar hasta las últimas consecuencias? ¿Alguien es capaz de dejar que Dios le hable al corazón? ¿Alguien es capaz de escuchar su corazón, le lleve a donde le lleve?

Todas estas preguntas cada vez duelen más…

Porque en muchos momentos siento que todo esto no es más que un mercado… Los cristianos de hoy, no nos diferenciamos tanto de los judíos y romanos que mataron…

Hoy seguimos estableciendo diferencias, entre los que nos llamamos cristianos seguimos estableciendo clases, hay luchas de poderes, seguridades, y decisiones que condenan a unos y salvan a otros.

¿Alguien en este mundo tiene poder para negarle el cuerpo y la sangre de Cristo a otro? ¿Por qué? ¿Acaso, desde que evangelio se le puede negar el cuerpo y la sangre de Cristo a una mujer lesbiana o a un hombre divorciado, o a un asesino?

¡¡Si Jesús de Nazaret hoy se acercaría a esas personas!! ¿En que estamos convirtiendo el cristianismo? ¿En una religión que excluye al que Dios AMA?

Cada día entiendo menos y cada día, algunas cosas duelen más… por ello… me siento en tierra de nadie… Cercana a órdenes religiosas, cercana a movimientos eclesiales, cercana a parroquias, cercana a institutos seculares, cercana a comunidades concretas, pero… en tierra de nadie… TODAS son válidas, y sin embargo todas se creen las mejores… Me siento parte de todas y parte de ninguna…

Ayer, hablando con un amigo me decía que la única decisión que se podía tomar “para siempre” era la de Amar a Dios y seguirle, discerniendo en cada momento cual es su voluntad, ante las realidades que se te presentan. En cada momento hay que decirle SI a Dios para toda la vida, pero quizá mañana… la forma cambie…

Hoy, sólo quería compartir mi destierro, mi lugar en la iglesia… mi tierra de nadie…

Dulces sueños.

8 respuestas a En tierra de nadie…

  1. […] puedo evitar volver a lo que compartía ayer en la entrada ”en tierra de nadie” pues si Jesús perdonó a una mujer adúltera, pese a lo que creían y defendían los judíos, y […]

  2. Clara dice:

    El texto de hoy me invita a responder, a unirme a tu sentimiento de estar en tierra de nadie. Porque siento lo mismo, porque me siento en tierra de nadie, cercana a ciertas órdenes, a ciertos movimientos, a ciertas parroquias…, pero por qué no todos iguales? por qué no todos a una? Siento también que todas ellas me han hecho crecer y me han convertido en lo que soy, pero al mismo tiempo me gustaría sentir que pertenezco a ellas o más bien sentir que pertenezco a alguna de ellas sin por ello sentir que ésta es mejor que otra. Pero no es así, no pertenezco a ningún sitio, siento que cada uno va a su rollo y no acabo de encajar en el “juego”. Al final parece que la competencia y el ser “mejor” que el otro es lo que al final prevalece y sé que no quiero entrar en ese juego, pero a nivel personal a día de hoy me queda el deseo de sentir que pertenezco a una parte de esa iglesia que se proclama “UNA” y que yo no la percibo así. Sentirse en tierra de nadie no es plato de buen gusto para nadie, todos necesitamos sentir que pertenecemos a algo, y más si creemos que somos parte de ese algo, parte de la Iglesia.

    Ojalá todos se preocuparan únicamente de Amar a Dios y de discernir por qué nos elige a cada uno de nosotros (hoy, el lema del Festival de la Canción Vocacional de Moncada nos recordaba “Yo os he elegido”). Ojalá dejáramos de fijarnos en las diferencias y uniéramos esfuerzos mirando sólo hacia lo que nos une: el Amor de Dios; cuánto cambiarían las cosas! Ahora mismo yo me encuentro escribiéndote sin saber casi nada de ti, y por qué? porque aunque no nos conozcamos nos une algo en común, la inquietud, la llamada de quién nos ha elegido.

    Cada día entiendo menos y cada día hay miles de cosas que me sorprenden y me hacen sentirme más en “tierra de nadie”, quizás me hacen sentir que puede que la loca sea yo por buscar una “utopía”, algo que hoy parece irrealizable. Quizás.

    Sólo quería compartir contigo esto y agradecerte que compartas de vez en cuando un poquito de ti: al menos la “tierra de nadie” parece que se convierte en “tierra de unos cuantos”. Un abrazo.

    • kittykasaudo dice:

      Muchísimas GRACIAS, Clara, por tus palabras! Es cierto que así, la “tierra de nadie”, se convierte en “tierra de unos cuantos” y la soledad pesa menos.
      Ojalá, llegue el día en que realmente TODOS seamos UNO, seamos miembros de un mismo cuerpo, sin decirle al pie… menos mal que yo soy mano, porque soy más válida y no voy tocando el suelo! sin decirle a la mano… menos mal que yo soy pie, porque sostengo el cuerpo y lo llevo donde hace falta, sin tener que ir maloliendo las cosas! Ojalá llegue un día, en el que realmente nos sintamos UNO, en el que sólo importe el AMOR, y en el que ninguna normal moral, vocacional o personal niegue el acercamiento a otro ser humano, ni niegue la expresión de amor y afecto a aquel o a aquella a quien se ama.

  3. angel dice:

    A mi me duele que haya personas que se unen, por ejemplo: para hace un botellon, donde los valores brillan por su ausencia, con la escusa de estar juntos con otros, y que es importante, como nosotros decimos, se dedican a beber, etc. Y cuando no les dejan se manifiestan, y no de la mejor manera. E incluso el sistema, les busca lugares, para poder asi manejarlos a su antojo, son capaces de hacer cualquier cosa. En cambio nosotros que hemos descubierto lo que importa, solo nos dedicamos a compartir nuestra situación. Y esos pocos no somos capaces de unirnos, nos pasa lo mismo y esa tierra de unos cuantos, al final cada uno por su lado, a su manera y con sus quejas. Habeis quedado para que a partir de ahora no este cada una sola?

    • kittykasaudo dice:

      Joe..! Con tranquilidad, que primero hay que reponerse de esta! Tienes mucha razón, la verdad, pero… ahí andamos! Cierto es que vamos buscando espacios nos vamos encontrando, pero… la realidad se impone, y como tantas veces lo urgente quita espacio a lo importante.
      Aún así… de partida, es bueno empezar a compartir lo que se siente, se intuye y se vive, sólo así, los demás se animan a compartir, y aparecen los puntos y espacios comunes…
      Cada cosa a su tiempo… Cada cosa a su ritmo…
      y… por supuesto, GRACIAS por tus palabras, de verdad, siempre ayudan y ponen puntos de realidad.
      un abrazo

  4. Antonio dice:

    en tierra de nadie… o en tierra de Dios?

  5. Mildred dice:

    hello there and thanks for your information – I’ve certainly collected anything new from in this article. We’ve done
    nevertheless expertise several technical issues by utilizing site,
    as I dealt with to reload the internet site many occasions ahead of
    We might achieve it to load properly. I’d been asking yourself in the case your website hosting is fine for a lot of? Certainly not that We are filing a complaint, but slow launching instances times will sometimes affect your placement on the net and can damage ones excellent score if ads and promoting with Ppc. Well I’m adding this RSS to my e-mail and could consider much much more of your respective fascinating content.
    Ensure you revise it can soon..

  6. Practical goal real superb with English on the other hand fall into line this really easy to understand.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: